Bienvenidos a OBJETIVO TRADICIÓN, un proyecto que se basa en el estudio y la divulgación del patrimonio cultural inmaterial tan rico que posee España. Te invitamos a conocerlo a través de los ritos, costumbres, fiestas, tradiciones, folklore... que traemos hasta este espacio. ¡Gracias por tu visita!

domingo, 14 de septiembre de 2014

“LA EMBARCACIÓN” DE FUENTIDUEÑA DE TAJO


 
El segundo sábado de septiembre del año 2008, tuve la gran oportunidad de viajar hasta el pueblo de Fuentidueña de Tajo, en la Comunidad de Madrid, y limítrofe con la provincia de Toledo. Allí, todos los años se cumple con una tradición que, según los escritos, data del siglo XIX, y que está estrechamente relacionada con la construcción de una barca que cruzaba las aguas del río Tajo. Se trata de la fiesta de “La Embarcación” de la Virgen de Alarilla, patrona de Fuentidueña, que es trasladada de una forma muy peculiar desde su ermita hasta el pueblo cada segundo sábado de septiembre.
Durante el día los fuentidueñeros acuden hasta la ermita de la Virgen a celebrar su romería, pero el momento más esperado se produce cuando entrada la noche, la venerada imagen es trasladada hasta el pueblo surcando las aguas del Tajo sobre una curiosa embarcación, de la que recibe su nombre la celebración. Se trata de una especie de barca compuesta por una plataforma sobre la que se levanta un torreón o castillo de cuatro caras, en cada una de las cuales se abren arcos de herradura califales y apuntados. La espectacularidad del conjunto la aportan los centenares de bombillas de colores que la adornan, y el mástil central sobre el que se eleva la pequeña imagen de la Virgen, rodeada por dos círculos igualmente iluminados.
Se trata de una procesión fluvial a la que asisten gran cantidad de devotos y espectadores para presenciar este acto tan peculiar. La embarcación es conducida por remeros que la guían hasta las inmediaciones del puente donde la Virgen es trasladada a su paso procesional. Durante todo el trayecto, cientos de personas acompañan a la patrona nadando, portando antorchas quienes abren el cortejo, lo cual concede gran vistosidad al momento. En las orillas del río se sitúan todos aquellos que quieren presenciar el paso de la sagrada imagen sobre su trono iluminado, que avanza entre constantes vivas y piropos que la dedican.
Cuando la embarcación llega a las proximidades del puente que cruza el río, los fuegos artificiales ponen el broche de oro al traslado, iluminándose todo el conjunto con las múltiples bengalas que cuelgan de la estructura. La Virgen es bajada de la embarcación para ser colocada en su carroza y, en procesión, ser trasladada hasta la parroquia del pueblo, donde tendrá lugar al día siguiente la celebración del día grande de las fiestas.
 
Realmente merece la pena contemplar como de entre la oscuridad surge refulgente la embarcación, cuya vela es la Santísima Virgen, timón y faro de los fuentidueñeros que desde hace muchos siglos la veneran. Emociona verla pasar por tu lado entre la ovación de sus hijos que la llaman “guapa” y “bonita”, cumpliendo así con un ritual que merece la pena presenciar.
La embarcación surca las aguas del Tajo

Llega la embarcación entre vivas a la Virgen de Alarilla

Virgen de Alarilla, Patrona de Fuentidueña de Tajo
 
*Todos los textos, así como las imágenes y archivos de video son propiedad del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada